requesens-inglés

Pepita, Mercedes, Dolores, Jesús y José María de derecha a izquierda
Pepita, Mercedes, Dolores, Jesús y José María de derecha a izquierda

árbol genealógico de los de Requesens

Hijos de José de Requesens y de Pilar Inglés 
De la familia de mi abuela -los de Requesens Inglés- sólo la conocí a ella y a su hermana Pilar. También a Nati, hija de su otra hermana la tía Lola. Tan sólo una vez, el tío abuelo José María, que vivía en Estados Unidos, nos hizo una visita pero creo que no estaba en casa.

Siempre he oído decir que los hermanos de Requesens Inglés fueron doce. Pero vivos, coincidiendo aunque fuera por breve tiempo, únicamente ocho. Esto se deduce de sus fechas de nacimiento y del testamento del padre José de Requesens Molins. En este testamento de marzo de 1909 él hacía referencia a Agustín (nacido antes de 1891), Josefa (diciembre 1891), María de las Mercedes (probablemente 1893), María de los Dolores (1894), Jesús (diciembre 1896), José María (enero 1901), Salomón María (entre 1902 y 1908) y "en su seno lleva uno que próximamente y Dios mediante, le dará a luz" Pilar (mayo 1909). Murieron algunos muy pequeños o apenas nacer.

En esta breve biografía familiar los nombres los he escrito, sin fijarme mucho, indistintamente en catalán y en castellano ya que no he encontrado un solo documento oficial ni escrito familiar donde los citaran en catalán, sí bien es cierto, que mi abuela y sus hermanas hablaban en catalán entre ellas. La situación política de represión del idioma que ha vivido el catalán desde el Decreto de Nueva Planta de 1715 en que se anulan todas nuestras instituciones hizo que el catalán, en distintos periodos, sólo se viviera como una lengua hablada en el entorno familiar. 

Los hombres de la familia parece que tenían un espíritu aventurero pero quizás les impelía, también, la movida situación política y social del país. Considerad los hechos de la Semana Trágica donde enviaban jóvenes catalanes a morir en la Guerra de Melilla. O quién sabe si fueron los cantos de sirena de los indianos que habían ido a hacer fortuna en la segunda mitad del siglo XIX. De hecho, los cuatro, emigraron a América mientras que las tres hermanas permanecían en Cataluña. Tres hermanas y no cuatro porque María de las Mercedes murió, con 18 años, en 1911 -el mismo año que el padre-.

De los hombres de la rama de Requesens-Inglés, parece que todos tuvieron descendencia, excepto Agustín. De Salomón desconozco si el único hijo catalán -Raimon- lo tuvo. Es probable, pero también lo desconozco, que la haya de alguno o algunos de sus 3 nietos venezolanos, hijos de Marcos (Gregory, Marcos y Josmar). De Jesús sabemos que tuvo 3 hijos y 5 hijas. De Mario no sabemos nada; de José el apellido se perderá por falta de descendencia masculina y, en cambio, del otro hijo, Sergio, ya tiene un par de bisnietos, uno de su hijo Sergio y otro de su hijo Iván. Finalmente, José María tuvo un solo hijo y seis nietos. De los 14 bisnietos, 5 conservan de Requesens como primer apellido.

Algo que sorprende es la facilidad que los padres aceptaron que todos los varones emigraran tan jóvenes. Digo aceptar porque nos constan ayudas y consejos que serían impensables de haberse opuesto. Si pensamos, además, que debían ser una familia sin penurias económicas ya que el padre era un reconocido notario que ocupó, entre otras, la plaza de Barcelona, ​​cuesta creer que los hijos abandonaran las comodidades de vivir en un entorno teóricamente plácido. Recuerdo que su hermana Pilar cobraba una pensión del Colegio de Notarios.

Tenemos unas cuantas fotos de esta familia y algunos documentos que acreditan fechas de hechos existenciales. Asimismo existe un grupo de Facebook donde forman parte descendientes de estos tíos abuelos emigrantes.  

El entorno histórico de la aventura americana 

Eran tiempos convulsos en la política española que sufría una fuerte crisis económica. Se acababan de perder las últimas colonias españolas (Cuba, Puerto Rico y Filipinas). Los acontecimientos de la Semana Trágica de Barcelona, entre el 26 de julio y el 2 de agosto de 1909, por la movilización de reservistas que los embarcaban para la Guerra de Melilla. Principalmente iban los catalanes y aquí llegaban las malas noticias como la del desastre del barranco del Lobo (27 de julio de 1909) donde murieron entre 1000 y 1500 soldados. El Regeneracionismo que fue un período de movimientos para reflexionar las causas de la decadencia de España, fue también un tiempo de transición hasta la Dictadura de Primo de Rivera desde 1923 al 1930. Y el 36, la Guerra Civil y la posterior dictadura de Franco.